Patrimonio

A pie, en coche o en bicicleta, solo, en familia o entre amigos, caminar por las ciudades y aldeas de los Aspres es la mejor manera para descubrir el rico y variado patrimonio de nuestro territorio.

 

Durante sus paseos, usted descubrirá pequeñas maravillas, como una iglesia románica, perdida en medio de un alcornocal, pero también un pueblo típico con los aleros pintados, o un pueblo medieval clasificado entre los Pueblos Más Bellos de Francia.


Ir al contenido